El sistema autónomo TUG transporta medicamentos

El sistema autónomo TUG transporta medicamentos

El robot TUG dispone de altas prestaciones que es capaz de relacionarse con las personas y de hacer numerosas funciones de manera independiente. Se trata de un robot de servicios destinado a trabajos de intralogística, así sea en un hospital, hotel, oficina o factoría. Debemos de recordar que tal y como indican algunas investigaciones, en el mercado del turismo y de la hostelería el 66 % de los puestos de trabajo van a ser automatizados antes del 2055

El robot mayordomo fue diseñado por una compañía de robótica de nombre Aethon con sede en Pittsburg, en Pensilvania occidental. Su objetivo era crear un robot de conducción autónoma. El robot se mueve a través del empleo de sensores láser que le facilitan advertir objetos en sus inmediaciones.

https://youtu.be/kCDJObCNufg

El aspecto del robot probablemente no es lo más llamativo de TUG, y por ello le suelen comparar con una cabina de teléfono. Por encima de esos detalles sí que debemos ensalzar sus características para llevar materiales, medicamentos o equipajes, si es que hacemos referencia de que su trabajo se lleva a cabo en un hotel. Allí está preparado para efectuar tareas rutinarias como es guiar a un usuario con el equipaje, de mostrarle los servicios de un hotel y de aun guiarle hasta su propia estancia. Asimismo advierte en qué momento se le va a terminar la batería y de ir el mismo hasta donde se encuentra la zona de recarga. 

Para coger elevador o bien pasar por las puertas de un centro de trabajo, dispone de un sistema digital que mediante wifi, el software emite una señal a fin de que detecte la presencia del robot y se abran las puertas según TUG llega.

Sin llegar a la total automatización de hoteles como el hotel Fly Zoo de Alibaba, son muchas las cadenas hoteleras que han apostado incorporar robots a una parte de sus tareas más repetitivas.

Sirva de ejemplo el Hotel Sheraton de San Gabriel, en Los Ángeles, quien hizo público la integración del robot TUG entre su plantilla para hacer más eficiente su servicio a los huéspedes. Qué duda cabe que es una apuesta importante por las nuevas tecnologías, decisión que le ha servido para transformarse en el primer hotel de Estados Unidos en usar robots de servicios inteligentes.

Según Wanda Chan, el gerente del Sheraton de San Gabriel no duda en que “es imprescindible proporcionar al huésped las novedades tecnológicas, aparte de que son intrigantes y divertidos”. 

Para no terminar de lanzarse a la piscina, de momento el hotel ha preferido adaptar unos elevadores distintos para asegurarse de que no los utilicen con los huéspedes, hasta el momento en que las personas estemos más acostumbrados a compartir las áreas comunes con ellos.